La talla de lo que somos

En este blog pretendo ayudarme a redescubrirme en cada momento de mi vida, buscando la verdad en ella.

sábado, mayo 20, 2006

Lo que llega a casa

Bueno pues va a hacer ya un mesecillo de la llegada de alguien muy especial a casa, Friné ha pasado de ser una buena amiga a ser parte de nuestra familia. No puedo estar más contenta desde que ella llegó aquí. Ahora compartimos casa y vida, que es mucho más bonito de lo que me imaginaba. Lo único malo es que la casita es un poco escueta y más para tres así que ahora toca buscar un pisico. Sé que muchos me envidiareis por tener una Friné en casa, y es que me he llevado un premio del que ninguno os podéis hacer idea... la felicidad suele ir llegando a nuestras vidas en pequeñas porciones ( como los quesitos, de ahí la vaca que ríe) y sin duda Friné es una de esas porciones que ya llegó a mi vida hace unos años y ahora además se instala en casa. Me siento feliz y afortunada y sólo quería dejar constancia de ello.

3 Comments:

At 5:47 p. m., Blogger Jorge said...

Creo sois conscientes de la envidia que me dais pero supongo que cada uno ha de seguir su camino, solo espero contribuir a que seais mas felices todavia y disfrutar con vosotros de esa felicidad que teneis. Besos!!!

 
At 3:59 p. m., Anonymous neis said...

yo tengo envidia del gato!!!!
jajajajjajaja

 
At 9:11 p. m., Anonymous insecto said...

Yo os envidio a todos mucho!! Y estoy segura de que si mi madre supiera que la fri vive con vosotros, os envidiaría también.
Yo tuve esa suerte el año pasado, y no lo cambiaría por nada!
(claro que ella tiene unos anfitriones increíbles...)

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home